jueves, 24 de septiembre de 2015

En la oscuridad los ojos de los gatos brillan












Tus culpas inconfesables, obscenas
y patibularias
nos abocaron en brazos de la fatal irresolución
en silencios que tejen telarañas a los gritos
inmovilizando con vendas de amianto el espíritu  
excluyendo de nuestros abrazos la consanguinidad.

Los sustos de la infancia
tu miedo a los ojos de los gatos
en la oscuridad
mi muñeco mutilado y su letargo crónico
la mirada suplicante de los “otros”
los que nunca se iban...

no soldaron nuestros lazos
mientras Ella imploraba

a los silencios que crecían en los huecos.




Poema inédito, Pepa Cantarero

1 comentario:

  1. lindo, se pueden decir tantas cosas en tan pocas líneas .
    Saludos.

    ResponderEliminar